CategoriesBlog

Normalmente siempre que queremos vender un inmueble se pretende reducir los tiempos para conseguir terminar la transacción cuanto antes y recibir nuestro dinero. Varios estudios inmobiliarios señalan que el tiempo medio para vender una vivienda puede ir desde los 6 meses hasta el año. Este periodo puede parecer eterno cuando se tiene especial prisa en vender una casa.

En determinadas ocasiones los vendedores pueden tener especial interés en recortar el tiempo de la venta de su casa y para ello puede suceder que accedan a realizar la transacción con peores condiciones contractuales y económicas. En estos casos lo mejor es acudir a agencias que ayuden a vender la casa en la manera más efectiva y con las mejores garantías.

Una de las primeras situaciones que se pueden plantear a la hora de querer vender una casa con rapidez se puede plantear sobre todo cuando el vendedor esta inmerso en la compra de otro inmueble. Durante el periodo en el que la primera vivienda no es bebida deberá estar haciendo frente a los gastos de los dos inmuebles lo que puede incurrir en unos costes muy elevados.

Esto se suele dar sobre todo en cambios de residencia que se pueden dar por diversos motivos que pueden ir desde razones familiares (la familia aumenta con un nuevo vástago) o por cambios en la situación laboral (traslado a una nueva ciudad). Es evidente que cuando estas circunstancias son sobrevenidas más interés se tendrá en vender cuanto antes la casa que se deja.

Se pueden encontrar opciones para vender una casa rápidamente con las mayores garantías

Otra de las situaciones en la que puede ser necesario vender una casa rápidamente puede ser cuando la vivienda tenga varios propietarios. En el punto en el que no se puedan llegar acuerdos sobre la gestión del inmueble y se pueden generar demasiados conflictos lo mejor es venderlo para poder repartir el patrimonio de manera eficaz. En estas situaciones donde quizás las relaciones entre los propietarios estén más deterioradas lo mejor es poder la vivienda cuanto antes.

Una situación particular que se puede englobar en esta categoría es cuando el inmueble se entrega en una herencia a varios sucesores. La imposibilidad física de dividir una casa puede llevar a que se quiera vender cuanto antes para evitar variaciones perjudiciales en el precio de la vivienda y también para que los gastos que produce el inmueble no incidan en la economía de los herederos.

Evidentemente existen otras circunstancias más extremas en las que puede ser necesario vender un piso. Los deudores que no cuenten con liquidez para hacer frente a deudas pueden vender su casa si cuentan con una segunda residencia. De esta manera podrás evitar intervenciones judiciales que pueden provocar la pérdida de la vivienda en unas condiciones menos ventajosas.

Aunque esta es la situación es la menos deseable, lo cierto es que podemos encontrar que muchas personas cuentan con vivienda como parte de su patrimonio y el hecho de venderlas no significa que se queden sin residencia. La rapidez de la transacción de la venta de la casa puede ayudar a aliviar su situación financiera.

Como ya hemos comentado el hecho de querer vender una casa de manera rápida puede provocar que optemos por reducir las condiciones en contra de nuestro favor. Pero podemos encontrar otra manera de conseguir vender una casa de manera rápida gracias al asesoramiento de profesionales inmobiliarios.

En Te Compro La Casa puedes encontrar un equipo de expertos que pretende cubrir el vacío de los servicios del mercado inmobiliario para aquellos vendedores que necesiten acortar los tiempos de la transacción con las mayores garantías. Contacta ya con nosotros para recibir más información.

hola@tecomprolacasa.com

647 90 94 98

© 2024 Te Compro La Casa

¡Llámanos!